lunes, noviembre 20, 2006

Arturo Borda "Filicidio"


Cuando mi madre sintió que vivía yo en su seno ¿tuvo miedo o vergüenza y acaso tembló? Entonces, tal vez sin saber, quizá premeditadamente o contra su voluntad, por imposición de mi padre, o sin que el sepa, se tragó el abortivo y, no obstante he nacido yo?.
Esto no podía ser: yo era una afrenta, una delación. ¡Dios sabe de qué crimen que era fuerza ocultarlo: incesto, sacrilegio, violación, en fin, ¿quién sabe qué?, por cuya causa mi existencia no podía ser! Mi muerte estaba, pues, decretada.
Pero nací. Y al instante, cual si fuera una ascua incendiaria o un vómito maldito, me arrojaron al arroyo, quizá al anochecer, tal vez a la aurora? No sé. Y estuve así a la intemperie, desnudo, sin nombre, agonizando, cuando a la mañana viene una chancha preñada, hozando en el lodo hasta que me mira y se me viene satisfecha, y, hocicándome de pies a cabeza, me revuelca en el muladar, buscando dónde hincarme sus colmillos; pero en eso una mujer del pueblo que oportunamente ve el horror que esta por consumarse, corre, espanta a la bestia y me salva para mi mal. Después me lleva a la inclusa , de donde más tarde un viejo me toma a su cargo, para, pasado algún tiempo, echarme de su casa, enrostrándome mi origen. Pasa el tiempo y descubro en mi el indeleble estigma del abortivo. Mi existencia se vuelve un tormento sin tregua

El Loco, La Paz 1918



Algunas anécdotas
El 8 de octubre de 1921, día del nacimiento del poeta Jaime Saenz, curiosamente es convocado en La Paz en el matutino “La Razón”el concurso para poetas “juegos florales” a celebrarse el 12 de noviembre del mismo año. La convocatoria fenece el día 17 de octubre y es convocado por don Ricardo Jaimes Freyre con los siguientes premios: 400 pesos para el primer lugar, 200 para el segundo y 100 para el tercer puesto.
Más adelante, el distinguido literato Rosendo Villalobos juez del concurso, se refirió a los concursantes como “talentosa y excelsa juventud” que pregona las bellas letras para gloria de la sociedad paceña, siendo la única nota altisonante del mismo concurso, la aparición de un “poeta maldito” que defenestra y profana con su participación el arte mayor, el cual abrigado y escondido tras el rimbombante pseudónimo de “El demoledor” pretendía en vano ser tomado en serio.
Algunos sospechan que se trata de Arturo Borda, quien sabe...


7 comentarios:

Balduquesa dijo...

Ese cuadro me impresiona al extremo. Por eso no me gustan los chanchos, por ese cuadro y por una película peruana de la que ahorita no me acuerdo el nombre (pero era buenísima) donde un cerdo enorme se come a una vieja.

perrorabioso dijo...

¿los chanchos no te gustan ni dentro del horno?, ejejeje, bueno, en realidad a mi me gusta Arturo Borda y coo el cuadro a veces esta suelto sin la descripción que hizo el del cuadro...

Estido dijo...

Curioso, realmente. ¿Será casualidad o causalidad? En fin, si "El demoledor" era Borda, no sería nada raro que lo hayan niguneado; mientras transitó las calles de la ínclita, nadie logró comprender su lenguaje (ni el pictórico ni el verbal).

rondeldia dijo...

EL LOCO BORDA...

EL DEMOLEDOR...

EL ALCOHOLERO ...

bueno tu blog che..

un abrazo,

r

pd. una consulta eres vos el OM de la U nove? de los primera sangre y demas...

perrorabioso dijo...

El mísmisimo compañero, como te acordaste de mi, y tu?? hace tanto tiempo de los primera sangre...

rondeldia dijo...

que gusto hermanazo... esta buenísimo tu blog que tal si nos vemos este viernes estaré por LPZ City...

y como no acordarme de vos pues chango...

un abrazo,

r

Eduardo dijo...

Es una idea genial la de tu blog. Gracias por compartir con nosotros una La Paz que, a otra velocidad, fue la misma de hoy.