miércoles, noviembre 26, 2008

EL Concurso Franz Tamayo.



Me voy a tomar una pausa en mi que hacer bloggeril que me lleva muchas horas de afanoso ensimismamiento para comentar este desmadre universal que se está armando en torno al resultado del último fallo del concurso nacional de cuento Franz Tamayo.

Muchos podrán decir que, qué me importa a mi; y en verdad esto es como ver una pelea en "Las Velas" y no meterse es mirar la piña mientras se disfruta relajadamente de un Silpancho y una bock mientras lo wayquean a un cuate. Bueno más allá del cuate, me meto y lo hago por que casualmente he participado en el concurso y no he conseguido ni una mención de cuento "menos malo" jajajajaja, bueno, eso es lo que dicen que no han dicho los jurados (o en todo caso el jurado mi amigo: Estides Arguedas)
Ahora hay una fiebre de indignaciones y rasgaduras de vestido que al parecer están haciendo temblar al mundo de la literatura y de la cuentística nacional. En el Blog de
Estante Boliviano hay una variopinta cantidad de opiniones, insultos, reclamos y etceteras que no puede menos que divertirle a cualquiera que lea los comentarios en torno a este asunto.

La cosa es que el lío según entiendo, son las
declaraciones del Estido o mejor conocido como Willy Camacho al suplemento "Fondo Negro" de La Prensa. Donde entre otras cosas dice que tuvo que preseleccionar los cuentos menos malos de los 20 que le tocó leer para ponerlos en consideración de los otros jurados. Y bueno, en la declaración del concurso desierto, al decir que se publicarán algunas menciones, luego se entendió que esos eran los menos malos, por lo que luego se dijo que:

Qué se cree ese Huevón del Estido el ninguneador; Que "La secta del Felix" eso si es un bodrio y una caca; Que ese Wilmer Urrelo es un marica y un tal por cual hijo del Jimmy Iturri y etc, etc y como todo en Bolivia, incluso ya se ha llegado a hacer bailar a los cambas Vs. collas en el famoso concurso. Algunos de los Aludidos tuvieron que responder con sendos comentarios en el blog de Estante Boliviano, donde hasta ahora se revuelcan sin tregua, contemplaciones ni descanso los comentarios más floridos y alucinantes; hasta el mismísimo Edmundo Paz Soldán se ha atrevido a ingresar a estos campos profanos de la difusión literaria, se remangó la camisa "Polo" y con todo y fans se ha metido al despute. Ahora sus grupies y algunos de sus lectores están librando una batalla feróz y sin cuartel (yaaaaaaaa) con sus detractores

Bueno, la editorial Yerba Mala Cartonera, se ha dado el trabajo de editar y publicar a "Los Destamayados" el pasado lunes 24 de noviembre y presentar el libro en el ETNO CAFÉ (bar de pseudo intelectuales según algunos). Lo cual es importante, por que hay gente que probablemente jamás en su vida va a tener la oportunidad de ser leída de alguna forma y tal vez ni sueña con aparecer en una recopilación cualquiera, aunque sea de cuentos perdedores de un concurso.

En El blog del Estante Boliviano se esta llevando a cabo la votación del cuento menos malo siempre; el ganador se hará acreedor de una hippie alemana que sueña tener un affair con un escritor, "alto representante" de la cultura andina y de la gloriosa literatura Boliviana, amén de una caja de cervezas (¿o cerezas?) que ha comprometido el centro de estudiantes de literatura de la UMSA. Vamos por la caja, las gringas no me gustan; mi cuento está allá, sólo que no voy a decir cual es ya que me da penita y vergüenza, por que después de leer los otros cuentos que compiten, me he dado cuenta que se merece no más estar allá donde se está y ojala que no se deje de estar para siempre jamás.

Ya me voy; y me voy a hacer como siempre: Que termine la Piña, y cuando le terminen de sacar la injundia a mi cuate Estides, lo voy a recoger pa llevarlo a continuar la farra en la casa del Paul; al final, él Estido se defiende bien sólo y además dice que no se considera escritor y yo sólo soy un borracho que alguna vez me he dado aires de querer ser, pero mejor ya no. He visto que mejor me quedo aquí viendo las botellas volar y leyendo a esos caballeritos, Cespedes y Cerruto, que se deben estar cagando de risa del mundillo de nuestra literatura, nuestros odios y amores y de nuestras champaguerras.
P.D. el proximo post va a ser sobre una crítica de Carlos Montenegro a Franz Tamayo

sábado, noviembre 22, 2008

Las reinas


Para M.F. ella ya sabe quién es qué y por qué.

Como en sueños -o mejor en pesadillas- he visto como los años le habían desbordado de forma lamentable algo más que el intelecto, algo más que la cintura y la papada. Atrás, en los agitados años del Grunge se había quedado para siempre "La reina". Su veleidoso caminar fue sustituido por un bamboleo que estremecía la calzada haciendo retumbar las cristalerías circundantes. ¿Era esa rechoncha señora, de buzo rojo y polera del Banco De Crédito, plagada de hijos y bolsas de mercado, aquella que me había quitado el sueño y las ganas de vivir esa triste primavera de 1995 cuando escuchaba Sound Garden dia y noche? Hubiese sido imposible saberlo de no advertir que su soberbia había crecido al tiempo que su cuerpo, superándola empero por algunos varios centímetros. Después de tantos años aun me miraba con desprecio y como con envidia de que estaba menos calvo que su esposo.
En algunos casos, sólo en algunos, el matrimonio representa la ruina y la perdición de las glorias del ayer. Los niños...claro que son bonitos y en algún momento sacan cara por el sentido de la vida; y la vida...claro que es linda, pero en el álbum de fotos. Y las penas de ayer pueden ser las sonrisas de hoy, sin maldad, puedes reír de todo lo que llorabas por la reina y alegrarte de que el momento de la revancha escogiste a una de las peros...

En los septiembres que duran toda la vida, ellas esconden las cabezas. Algunos las apuntan y otros las nombran, todos buscan a las reinas. Ellas no tienen nada que hacer o decir, su silencio sale sobrando.
Y en medio de ansiados veredictos se pueden escuchar los "peros": pero es muy gorda, pero es muy flaca, pero es muy alta, pero es muy baja, pero es muy narigona, pero es muy blanca, pero es muy negra.
Y al final queda una cancha sucia de papeles y egos picados, queda… ¿Qué queda?
Queda la princesa de la alegría, la princesa de la amistad, la princesa de la primavera, la princesa de la poesía. Todas las princesas premio limón.
Esto de las reinas no es un chiste.
Destruyen vidas enteras, marcan mujeres y hombres, reproducen el maldito mito de la estética y las frustraciones, engordan a los cirujanos plásticos, a los psiquiatras y los psicólogos en partes desiguales dicen…
No sé, no me consta, no lo sospecho, sólo lo he escuchado
Y la verdad no me importa, tal vez por que me basta escucharte- imaginándome tu voz-para creer firmemente, con fe ciega y religión propia que vos existes a pesar de mi.
Yo creo que eres la princesa de las princesas. Eso claro, no lo revelo ningún concurso; o tal vez uno internobs de la red, ni los chismes de las amigas. Es así sólo por que se me antoja y a mi corazón le late.


"Podría engañarme, creer que soy hermosa como las mujeres hermosas, como las mujeres miradas, porque realmente me miran mucho. Pero sé que no es cuestión de belleza sino de otra cosa, por ejemplo, sí, de otra cosa, por ejemplo, de carácter.Parezco lo que quiero parecer, incluso hermosa si es eso lo que quiero que sea, hermosa, o bonita. [...] Creer, además, que soy encantadora. En cuanto lo creo, se convierte en realidad para quienes me ven y desean que sea de una manera acorde con sus gustos, también lo sé ..."

el amante / marguerite duras