martes, febrero 24, 2009

Martes de Challa


Me han contado que en el sur de Potosí se Challa la memoria. Se Challa el recuerdo para que florezca y se perpetúe allá en el pasado. Me han contado que se habla con uno mismo y con el tiempo de la tierra, porque nuestras huellas son de la tierra. Podemos celebrar el olvido recordándolo. Podemos Challar la memoria para que aquellos que un día nos han querido y nos han recordado, florezcan en su olvido y germinen… como plantas no más, que ni el viento ni el tiempo perturba. Como frutos que no sean devorados por la angustia de las ausencias.


Me han contado que allá no hay ritos para Challar la memoria. Que cada palabra es el rito. Que basta con mirar al norte o al sur y evocar con la mirada un día de ayer en cualquier esquina para Challar la memoria. Que basta con quemarnos y esparcirnos a los cuatro vientos, para que el tiempo y la tierra se sientan satisfechos y nos permitan olvidar


Yo lo haría, Challaría esta memoria; la regaría y la rompería en mil pedazos y bailaría después sin ojos, oidos, brazos ni lluvia. Sin embargo, a pesar del olvido recuerdo que alguna vez dije: mis huellas son tuyas.
Ahora mi lengua, mis piernas y mis ojos ya no le pertenecen a esta memoria.
Así dicen por allá. Cómo será...?

jueves, febrero 19, 2009

Der Efecktum Salchipapem



-Buenas case!!!
-Como está joven!!!
-Bien, bien. Dame 18 mixtas y…
-La mixta ha subido a 8 Bs joven.
-Qué?????? 8 bolivianos????? Maldito Evo carajo!!!! Entonces 15 no más. Ni modo que voy a hacer
-No es pues culpa del Evo joven, es de los cambas, no ve que ellos venden carne.
-Ellos venden fridosas pues casera, no perroguesas, bueno ya dame 15 mixtas, pa qué vamos a discutir.
-mejor, mejor, ya joven… ¿cómo le doy?
-Ya, 5 completas pero sin cebolla y con tomate, de esas todas con llajua, pero no en las papas, en bolsita aparte no más me das. De las otras, tres sin mostaza pero dos con harto kétchup y mayonesa, aunque una no con tanta mayonesa y de las sin mostaza una sin tomate pero con mayonesa y poquita cebolla. Dos sin nada, pero nada de verdura pero con harta llajua y con mayonesa en las papás y con más hamburguesa que salchicha… ya las otras normal no más pero con más tomate que cebolla y tres no más con ají, las otras dos con kétchup, mayonesa y poca mostaza no más. Ahhh y esa última sin queso por que la Tanha es alérgica al queso.
-Ya no les pongo queso joven.
-Qué??? Cómo, sin queso nos vas a dar las hamburguesas??
-Es que bien caro esta el queso joven.
-Maldito Evo Carajo!!! Ya pues, por lo menos me rebajarás, si me vas a dar sin queso…
-Yaaaaaaaaaaa, cómo pues joven, bien caro está el aceite
-Puta Evo de m…
-Eso si es culpa de los cambas joven!! Quién más hace aceite a ver!!y lo hace subir pues, pa que luego los kankas como usted le echen la culpa al Evito.
-Yaaaaa, que pasa pues casera…más bien dame mi pedido
-Aquí está. De las 5 completas pero sin cebolla, están al fondo con las papas encima y las salchichas de costadito no más pa que se vea que no tienen llajwa. De las tres sin mostaza pero con kétchup y harta mayonesa dos están con el sobresito roto de un costado y la otra con sin tanta mayonesa esta con una papa adentro de la hamburguesa. De las sin mostaza la con cebolla y mayonesa esta con mondadientes roto. De las sin nada de verdura pero con harta llajwa y con mayonesa en las papás y con más hamburguesa que salchicha, clarito está, hay que fijarse no más no tiene nada de cebolla ni tomate pero harta llajwa igual no más tiene. De las otras con más tomate que cebolla, las que tienen ají, tienen mondadientes con salchicha encima del pan. Las con poca mostaza, pero con normal kétchup, no tiene salchicha en el mondadientes. Bueno son 120 bs joven, sueltitos no más por favor.
-Mmmm tengo 150
-Sueltito no más te he dicho!!
-Pero no tengo pues…
-vas a tener que esperar que venda un rato más o hazte cambiar vos no más
-Mmm tengo monedits.
---------------------------------
-Como es muchachos
-Como es!!! Las guesas???
-Ya, che, a ver…. Mmmm….. si…..las cinco con mondadientes pero sin cebolla y las con sin llajwa están en el fondo de la bolsa… y las otras…puta…
-Qué pasa???
-Me he olvidado el cambio…
-Corré cojudo, también te has olvidado la llajwa!!!!
Post Solicitado por el CCCP 200 Comité Ciudadano Cultural por los 200 años.
La Paz 200 años libres. Somos libres... pero aun no nos libramos de la discriminación, la intolerancia y el racismo.
Cambiemos La Paz!!!! Amemos La Paz!!!

fotografia gentileza de la casera de la Indaburo y Colón, las mejores guesas del mundo a unos pasos de la plaza Murillo.

miércoles, febrero 18, 2009

El cabo Juan

"El cabo Juan" es parte del segundo capítulo de "La ciudad de la Furia" que parece que se va a llamar otra cosa cuando se lo termine de corregir, porque no vaya a ser que se rayen los de Soda estereo y me llamen plagiador ¿no?. Bueno, no suelo poner vainas taaaaan largas en mi blog por que ustedes afables lectores ee aburren. Tampoco escribo pensando en los demás, normalmente me cago; pero este proyecto es para denunciar el maltrato, robo, violaciones, humillaciones y asesinatos que sufren los chicos y chicas de la calle de El Alto, que en la novela se llama distrito de Rodas. En vista de que ya una amiga catalana se ha ofrecido a traducir el libro pa venderlo en Barcelona y dar las ganancias aquí a su servidor jajajaja na mentira, la ganancia es para una institución que trabaja directamente con ellos, con los chicos por los cuales esta vez escribo. Así que dadas las explicaciones disculparán lo laaaaaargo del post en cuestión. Gracias por sus ánimos, sus críticas y sus visitas.
EPR

P.D si lees esto, también lo hago por ti, gracias por enseñarme a fascinarme con todo, aunque parezca nimio e insignificante y otra vez gracias por regalarme Cortazar


El Cabo Juan
Cap II

Fernando no tiene mayor problema en ir a reconocer el cuerpo del niño. Piensa que después de todo, el hecho de haber ido a sus 12 años a la morgue para ver lo que quedaba de su padre, le da una especie de inmunidad a sus emociones. Por un momento su imaginación escapa quince años atrás y se ve mirando el cuerpo de su papá con el estomago destripado por la explosión y unos centímetros más allá, arrancado para siempre del cuerpo, el brazo derecho con el reloj que habían comprado juntos antes de la navidad. No se puede imaginar una peor experiencia y mientras se dirige a la oficina indicada, unos policías irrumpen a carcajadas en el patio del comando con una bolsa negra, de la cual uno de ellos extrae un pantalón totalmente ensangrentado. Fernando se paraliza más por asco que por curiosidad. Un policía alarga una manguera y empieza a limpiar el pantalón con un débil chorro de agua. Otro de ellos, que a decir de los que lo rodean ha perdido la apuesta, se enfunda una bolsa plástica en la mano y extrae algo del bolsillo del pantalón. Todos ríen y dirigen sus miradas burlonas a Fernando que se ha quedado mirando como un niño todo lo que acaba de ocurrir. Arminda lo llama gritándole por su nombre. Ya lo había hecho varias veces pero Fernando estaba como una estatua, intentó volver en si sacudiéndose esos recuerdos como un perro que se seca el agua, y al ver a Arminda su miedo fue sustituido por agradables sensaciones de bondad, eficiencia y sacrificio que serían bien reconocidas el momento de evaluar sus tres meses de prueba como educador de calle. Arminda se mostraba experta; preguntó por el jefe de la división de homicidios agregándole tal naturalidad y cordialidad a la entonación de su nombre que cualquiera diría que son parientes o amigos de toda la vida. -¿El jefe Viscarra? no se encuentra pues, no va a venir. Está en un caso toda la mañana-, respondió sin levantar la vista un oficial casi chamuscado por el sol, con la nariz guinda y lentes verdes, mientras le daba unos teclazos a una viejísima máquina “Olimpia” que exhibía el código de su inventario en la parte trasera donde se veía la lejana fecha de su inventariado 09/23/86.
El escritorio era una verdadera ruina y el policía que después dijo ser el oficial de homicidios Mayta, se mostró repentinamente solícito cuando por casualidad levanto la mirada y vio las credenciales de la organización encima de los pechos de Arminda que apenas si abultaban su blusa.
–¡Claro! El chico que hemos levantado esta madrugada. Parece que se ha desangrado por que le han atravesado una botella por el recto. Aunque puede también que se le haya ido la mano con la clefa y el trago y se ha congelado. O pueden ser todo al mismo tiempo jajajaja. Mayta soltó una risotada ignorando la cara de indignación de Arminda, ya que se encontraba revisando un libro de hojas llenas de grasa y ají donde se leía una lista de cuerpos registrados en los últimos días y en el que en el mejor de los casos figuraba el sexo ya que todos se anotaban: NN y la edad aproximada. Fernando hizo una mueca de desaprobación ante la indulgente ineficiencia de Mayta que de todo y nada reía buscando la mejor forma de congraciarse. De pronto irrumpió en el ambiente una señora muy humilde. Cargaba un niño en la espalda que dormía con un pan chupado en la mano y los cabellos en la boca. Pregunto algo en aymara; Mayta le indico con un medio gruñido la parte de atrás de la oficina que se separaba de todo el ambiente por una especie de pared falsa de madera. La señora agradeció y fue a ese rincón, aparto una silla y empezó a llorar y a reclamar justicia a alguien que estaba detrás del escritorio pero que no se veía quién era. La señora gimoteaba, se sonaba la nariz; a ratos decía que quería justicia, como me lo van a hacer así esos desgraciados, malditos, agárrenlo pues. Fernando prestaba más atención a la mujer de lo que decían Mayta y Arminda, para los cuales se veía que esto no era nada nuevo.
La mujer rogaba y se desgañitaba en sollozos y detrás del escritorio no se escuchaba ni una voz, ni un –cálmese señora, lo vamos a agarrar, vamos a hacer justicia- Después de unos pocos minutos que parecieron eternos, la mujer se acerco al escritorio, sacó algo de una bolsa, lo dejo ahí, paso por delante de Fernando y Arminda haciendo un gesto de despedida y se fue. Pensando que se trataba de un tipo de soborno y por curiosidad Fernando preguntó – ¿No está allá atrás el Coronel Viscarra? A lo que Arminda y Mayta se quedaron paralizados como si se acabase de mencionar la cuerda en casa del ahorcado.
-mmm no joven, perdón, licenciado… Allá atrás está el cabo Juan, el mejor policía de aquí de Rodas. Mayta se puso de pie y le hizo un guiño a Arminda. -¿lo quiere conocer? Arminda miró a Fernando con la misma mirada de picardía que Mayta y lo animó; -andá a conocerlo al cabo Juan, bien buena gente es jajajaja. Además tarde o temprano vas a tener que hablar con él para algún casito, verdad oficial Mayta dijo Arminda. Mayta se mato de risa y asintió –si joven, perdón, licenciado… vaya a verlo ahorita que esta desocupadito; Fernando que ya sospechaba que algo raro había en ese intercambio de miradas se aproximo lentamente al cubículo. La silla estaba de lado tal como lo había dejado la mujer y dirigiendo la mirada al escritorio vio un pequeño altar con flores, candelabros y ceniceros. También había una pequeña caja de madera con una ranura posterior que le daba apariencia de alcancía y tenía pegado un papel que rezaba: CUOTAS VOLUNTARIAS PARA MEJORA DE PROCESOS INVESTIGATIVOS.
Las velas estaban prendidas, las flores frescas y dentro de una urna de cristal con una apertura grande, una calavera con gorra de policía y lentes oscuros fumaba plácidamente. –hay que tener fe joven licenciado, hay que tener fe. Para salir de la casa hay que tener fe, para trabajar hay que tener fe; hasta para estar con las mujeres hay que tener fe. Para todo siempre hay que tener fe, sin fe no hay nada. Si al cabo Juan le pide con fe, agarra ladrones, asesinos, responde preguntas y disuelve maleficios, todo le avisa en sueños, hay que tener fe. Hasta el comandante en persona viene a preguntarse ande el cabo Juan, cuando hay casos graves y su cabeza parece que va a reemplazar a la del cabo, se lo trae cigarro importado y trago caro, y el cabo Juan no falla, cumple. Bueno, claro que a la fe hay que ayudarla a veces, por eso se piden unos pesitos para comprar cigarrillos y traguito de vez en cuando. No se compra cigarro con fe pues, es lo malo. Después de ese pequeño discurso, Mayta pidió a Arminda y Fernando que los siga a donde estaba el cuerpo del niño que estaba buscando. Fernando aun no salía de su turbación cuando vio muy extrañamente que Mayta se acercaba a la ambulancia y abría las puertas traseras, para lo cual tuvo que espantar a unos vendedores de mandarinas que utilizaban las gradas de la ambulancia como imprevisto anaquel y dijo. –como ya no podemos usar la morgue de la ciudad, tenemos que taquear a todos los cuerpos aquí hasta que la alcaldía haga una morgue, van a disculpar-… abrió la puerta y el golpe del olor termino de espantar a los vendedores, pero acerco unos cuantos curiosos que no recibieron ese golpe de olor a sangre quemada, carne podrida y pescado soleado que flotaba como un vaho espeso por la acera. Mayta trepó a la ambulancia con prestancia. Siempre con bolsas plásticas en las manos, arrincono unos cuerpos que habían perdido el orden de caja de lápices que se había intentado, esquivo unas bolsas de basura y ropa deshecha y acercando con esfuerzo un cuerpo menudo, dijo, -este es-
Así es, era el chino Tintaya, un chico de 10 años que trabajaba en los buses que iban a la ciudad y que siempre se lo veía con bolsas llenas de clefa. Ahora, ya no tenía la apariencia siniestra que la ocasión ameritaba. Más al contrario y por sus ojos, parecía que de alguna forma estaba enojado por el hecho de que hayan tardado tanto en encontrarlo. Arminda se quedo mirándolo, luego volteo y le dijo a Fernando –Lo tendremos que enterrar hoy, ya está podrido.
Así es, podrido y aburrido significa lo mismo para Fernando, estar aburrido, podrido de la vida y podrido de muerto. Aburrimiento total. Pensando esto ayudó a cerrar la ambulancia y Mayta mirando su reloj se dio cuenta de que ya era hora de almorzar.

jueves, febrero 12, 2009

Puras conjeturas


Y si un día agarramos y nos rodeamos por la noche.
Y después de inquietarnos por no conocernos nos aliviamos de ser nuevos ante nuestros ojos.
Y nos bebemos la copa de un árbol antes de que el viento lo haga
Y si de pronto hablamos lenguas disímiles y celebramos el amor de los duendes, que no entienden lo que decimos pero se alegran de nuestra ignorancia.
Y nos libramos de nuestros pudores y candores, siendo simples gordos y desnudos
Y arremetemos contra todos los que no crean en nosotros…
No me irás a decir que no te gustaría volver a sentir vida a esta altura de nuestra vida
No me irás a decir que no te gustaría volverte a morir aquí y ahora
No me irás a decir que no vas a volver más
Porque un día podríamos agarrar y rodearnos por la noche
Y después de aliviarnos por no ser nuevos ante nuestros ojos, nos inquietaríamos por conocernos.

tan bien...

martes, febrero 10, 2009

INVASIONES MOMENTANEAS



En medio de la oscura vorágine que nos consume a diario en el valle de Chuquiago y sus helados andenes de urbe medio moderna, medio anticuada, medio ajetreada y medio corroída por la rutina insalubre de toda la fauna automovilística y el sempiterno caos del centro, nos invaden con frecuente normalidad, unas locas ansias por salir de la olla de grillos y bocinazos y refugiarnos en algún pedazo del universo que aún no haya sido envilecido por el poderoso magnetismo del consumismo.
Bien podríamos regocijarnos y envolvernos en la oscura eternidad del cielo lacustre, y allá en la Isla del Sol divagar sobre la existencia de otros mundos sin voceros ni tucumaneras perforando nuestros oidos; sin embargo esta paz y quietud se vería prontamente destruida por olas de ansiosos extranjeros australes que a los gritos de: “mirá loco!!! Uhhh que besheza, daaale flaco!! Apurate boluu, y qué sé sho!!! y otras simpáticas alocuciones propias del lunfardo porteño y sus -contagiosas- groserías, hasta los fantasmas de la calle Jaén se verán espantados ante esta súbita invasión argentina, que abarrota de bote a bote las venerables instituciones que dan de libar a los angustiados paceños desde la aurora de los tiempos. Para muestra basta un botón: Acostumbrado a intercambiar pareceres del acontecer nacional e internacional en el Bocaysapo con la insuperable y grata compañía de unos Chuflays, me he dado de bruces con una variopinta y peluda tracalada de Gauchos borrachos que gritaban y zapateaban hasta sacudir desde sus cimientos a la Casa de la Cruz Verde. Ahí me he dado cuenta que los únicos bolivianos éramos el cuate del bar, el Gabo –el mesero- y mi persona (yaaaaaaaaa) bueno, esa noche aprendí el himno a argentina que cantamos unas 5 veces con Matías, Sebas, Emilio, Silvia, Marcela y Cecilia. Todos ellos muy amables y extrovertidos, preguntaban con avidez sobre el Evo, sobre la revolución cultural y añoraban importar el cambio a su tierra. Ahora bien, ya he sido acusado de tibio y desclasado por no adscribirme al régimen de turno y así y todo no he podido dejar de predicar sobre las bondades de nuestro gobierno, aún sabiendo que hacía mal y que la –ácida- capacidad autocrítica que suelo usar con mis esperanzados coterráneos, había desaparecido como por arte de magia, tal vez por embotamiento o por puro contreras, tal vez por querer ganarme los favores de la Cecilia o la Marcela, no sé… creo que ya tampoco importa. La cosa es que estaba recordando que desde la majestuosa asunción al trono andino del señor presidente en las místicas planicies tihuanacotas, no ha habido temporada vacacional en el que la ciudad y sus alrededores no se haya infestado de nuestros vecinos a los que otrora y quién sabe aún ahora, no les producíamos sino el más profundo asco y desprecio. Infinitas muestras de racismo y discriminación, entre ellas el abominable asesinato de una mujer y su bebé que fue echada de un tren –en movimiento- en Buenos Aires han quedado impunes y abandonadas para siempre en los nublados páramos del olvido y si tal vez, los ahora turistas nada tienen que ver con estas muestras de intolerancia e ignorancia.

Pero queridos amigos, es importante no olvidar, que Racismo y Discriminación existe y a existido en Bolivia desde que el país es país y que discriminación y gente asquerosa hay en todo el mundo y no hace falta ser de aquí o allá para decir que nos discriminan por ser bolivianos, cuando los bolivianos nos discriminamos entre nosotros mismos.
Dicen que hay nuevos aires de cambio, por eso, nos inscribimos en ciencias sociales u otras comparsas, Nos lamentamos por las indignas condiciones del campesinado y después de haber adecuado oportunamente nuestras vestimentas a nuestra ideología, le sacamos lustre a los boliches andinistas y rebuznamos contra el imperio. Pero después, entre nosotros, hablamos de los indios, nos tapamos la nariz en los micros, los miramos con pena y la más de las veces con asco. No somos capaces de ser, por que todos somos y nos escondemos en las erres ridículas, pero si nos acordamos de ellos el rato del carnaval y la joda.
Como dicen por ahí, el que está libre de pecado que lance la primera piedra. Racistas somos todos.


sábado, febrero 07, 2009

Carta urgente en destiempo

Perdonarás mi ignorancia y todo lo que te dije la última vez que te escribí el día de mi cumpleaños.
Entre vos y yo ya no hay tiempo, no hay recuerdo, ni latidos muertos que hagan ecos sordos en habitaciones de mudos y ciegos. Entre tu y yo lo que hay es sólo permanencia; permanencia pura; permanencia simple y dificil, como tus ojos y este dolor; permanencia triste como los recuerdos de nuestros hijos muertos.
Permamencia absoluta como mis brazos alrededor de ti.
Siento mucho tener que hablarte de este tiempo que no existe, de aclarar cosas inutilmente transparentes.
La última vez te dije que no me hables más, en ningún lugar y bajo ninguna circunstancia. Te dije que preferia comer un quintal de pescado antes de volver a sentarme a tu lado para que me humilles con tu felicidad.
Pero esa permanencia en mi es así; egoista, mezquina, avara...
Ojalá sólo fuese custion de tiempo. En este día, en este instante, todo sería eternidad, todo sería sentarse y esperar a que los días pasen, los relojes se derritan, las guadañas se oxiden y los cerros se mueran de impaciencia.
Pero no...tu estás, tu eres, tu permaneces.
Que no daría por que seas simplemente tiempo, distancia o hasta infinito y ese es un deseo permanente, he ahí el problema.
A la permanencia se suma el deseo, al deseo la frustración, a la frustración la impotencia, a la impotencia la tristeza, la pena, la congoja, el sufrimiento, el dolor y la ira y el mundo se cae en mil pedazos y todo horizonte es tenaz, asqueroso y gris y ya nada tiene el color de tu hermoso nombre. Así es, Así es...
Todo es lluvia indecisa, viento helado, todo es tristeza permanente sazonada con noches de desenfreno para disimular felicidades pasajeras y artificiales, que al fin y al cabo confunden transeuntes, madres, hermanos, pueblo todo, convirtiéndose en nefasta anestesia que adormece a todos menos a mi.
Perdoname
Sé que nunca te lo he dicho, pero has sido y eres el amor de mi vida. Siempre he odiado lo cursi, esa palabra y esta frase, pero ya ves... no tendré tiempo de inventar otro idioma, otro tiempo, otra distancia, otro alguièn que ya no permanezca, que amanezca y se vaya.
Nunca tan lejos.
¿Por que crees que uno se sueña con alguien?? quisiera pensar que es porque el otro piensa en uno y a veces uno también piensa en el otro; ya no importa.
Esta vez me despido como se debe
Adios.

lunes, febrero 02, 2009

Borracho estaba pero me acuerdo, de alcoholatum & Otros drinks


¿Alguna vez se ha animado a contestar el borrachómetro? Si proviene de un pequeño país, amante del quilombo, la fiesta y el bochinche en el corazón de Sudamérica es posible que no haya sido necesario que responda al borrachómetro por que usted se encontraba en estado etílico.
Ahora, vamos a romper mitos. Alguna vez he visto gente que decía orgullosa que este es un país de borrachos, que desde chamacos somos unos yucas. Pero para pasmo de propios y extraños, no había sido un intento de aplacar los sinsabores de la selección boliviana, ni de todo el ámbito de competencias donde siempre estamos en la cola. Hoy podemos afirmar y gritar a los cuatro vientos que somos los campeones Sudamericanos de la chupa.
Así es!! Cierto día de enero, me encontraba en cierta agencia de cooperación tratando de encontrar información sobre el consumo de drogas en Bolivia y me encuentro con esta simpática nota de la Razón: resulta que se ha aplicado la Escala breve de beber (test de EBBA) a personas de todas las ciudades de Bolivia
Contestar SI ó NO a cada una de las 7 preguntas. SI en tres o más preguntas su respuesta es SI, entonces no es tan breve su beber anormal
1. ¿Han habido entre Usted y su pareja problemas como consecuencia del consumo del alcohol?
2. ¿Han perdido amigos a causa del consumo del alcohol? SI ó NO
3. ¿Siente ganas de disminuir lo que toma?
4. ¿Hay ocasiones que sin darse cuenta termina tomando más de lo que piensa?
5. ¿Ha tenido ganas de tomar alcohol por las mañanas ?
6. ¿Le ha ocurrido que después de haber bebido la noche anterior no se acuerde de parte de lo que pasó?
7. ¿Le molesta que le critiquen por la forma en que toma?

El responder afirmativamente estas 7 preguntas nos crea una historia más o menos así.

Ayyyyyyy qué hora es??? Uta madre las 11 de la mañana…le llamare a la babosa de la________(aquí ponga el nombre que le corresponda a la pareja de turno, sobre todo después de los 6 meses de estar saliendo) anoche se ha rayado jodido porque lo he pegado a su cuate. Uta madre… creo que también lo he quequeado al gil del_____(ponga el nombre de un buen amigo suyo) bueno… quién lo manda a defenderlo a ese webon. Ayyyy tengo que dejar de chupar tanto che… y eso que apenas tenía plata pa un combito y he terminado más pija… que webada, a esta hora ya no hay ni fricase, le iré a echar una chelita fría pal chak´i… mmmta que he hecho con mi billetera, mis llaves y mi celular ¿Se lo daría a alguien? De repente el rato del despute lo he perdido bahh, finalmente que se creen esos cojudos pa decirme que ya no tengo que chupar
.

Que más cotidiano que esta escena?? Tal vez un pastor observando el crepúsculo en el horizonte del altiplano… o no sé, un minibusero escupiendo por la ventana en la Perez Velasco; lo que si sé, es que se viene el carnaval y ya habrá más de uno que esta horrorizado por que estamos en el tercer lugar mundial después de Rusia e Irlanda. Pero el 24 sacaremos cuentas y veremos si hay nuevo campeón de consumo problemático de alcohol.
P.D. Santa cruz está a la cabeza en el país, seguido de cerca por Sucre y La Paz. y el título del post es de un obra del celebre Victor Hugo Viscarra.