miércoles, abril 22, 2009

El Voltios


-Cuando me conocen todos me preguntan porque me dicen "El voltios" y yo les cuento, pero parece que se olvidan y cada vez les tengo que contar…
Y algunos piensan que me hago decir diablo porque hago bendecir mi chante con el tío de la Autopista. Con vuelo y empine le echo a su boca. A su nariz también le echo y me mira, y no tengo miedo. Diablo soy por mis cuernos. ¿Mirá? Además yo no tengo miedo del Tío, sino del Chambi no más. Y además por su culpa me dicen El Voltios
-¿Cual Chambi pues?
-Ese que me ha agarrado y me ha pedido su toco porque me ha visto guerreando tubos en La Ceja, en el reloj ¿no ve? Mmm sopame…
-Ya no hay casi.
-Sopame un poquito y te cuento. Me ha agarrado y me ha llevado a los bomberos. ¡No he guerreado nada mi sub! Le he dicho, y de un cogotazo me ha llevado. -Callate chibolo hijo de puta, ahora vamos a ver si no hay toco- me ha dicho.
Tienen un patio graaande. Y yo tenía harto miedo porque le he visto descolgar la cadena que usan para levantar los motores de los camiones. Al Cómico también lo habían agarrado, sólo que el ya estaba botado en el piso llorando. -Ya mi sub… le voy a dar- le he dicho, en eso me ha dado un corto y me he doblado y me han agarrado otros tombos y me han sacado mi pantalón. Me han quitado todo.
Después me han colgado de mis pies en las rejas y me han empezado a dar con su laque. Como chancho siempre he gritado, y el cómico miraba no más… Creo que ese rato me han desgraciado mi barriga. Me han roto mi costilla dice, no puedo tragar, sólo me dan ganas de vomitar.
Es que me han pateado grave. Como jugando Tekken me han pateado…
Después me han hecho caer al suelo y querían que haga cuclillas: -¡Al chancho carajo! Me ha gritado el Chambi y se reía y los otros tombos también. Matalo de una vez a ese llokalla le han dicho… y yo he gritado, he llorado; nunca más mi sub, nunca más le he dicho. Como no podía hacer cuclillas me han botado al suelo de un puñete, yo me doblaba como gusano.
Ha traído unos cables grandes el Chambi y el Cómico que estaba tirado sin hacer nada, ha gritado grave, se ha revolcado dando vueltas, rogándose y los policías se reían y se mataban de risa.
Recién me he dado cuenta que le estaban haciendo pasar corriente, lo estaban electrocutando.
Primero mójalo pues, no seas sonso le han dicho y el Chambi ha ido a las letrinas, ha sacado unos baldes y me ha mirado. ¿Te gusta volar no? ¿Te gusta empinar no, mañudo? …no mi sub…le he dicho, y me ha echado esa agua de los baldes, puro pis y pura caca y los policías se reían.
Vos vas a limpiar Chambi che… le han dicho sus camaradas. Estos mierdas van a limpiar ha dicho y recién me he dado cuenta que toda la batería de los chibolos había estado temblando ahí atrás de los turriles del baño, mirándonos; seguro sabían que igual les iban a hacer.
Para que los chibolos no digan que soy un maricón, he dicho: que me maten de una vez… al final de cuentas voy a volver a la calle, igualito me van a dar la vuelta. Si no es el Chambi van a ser seguramente los brigadistas, o los de "La Maldad". Entonces ya se me han quitado las ganas de vomitar de asco y le he mirado feo al Chambi… Le he visto a sus ojos y le he dicho cabrón.
Y él, me ha visto temblando ahí pelado, puro pis, pura caca, no sé si me ha escuchado. Ha traído los cables y quería levantar mis manos y no podía. Quería agarrarme mi cabeza y no podía. Y he sentido como una luz, como un calor en toda mi espalda y mi garganta se cerraba. He visto ese rato mi mamá, corriendo en Ajllata, bien bonita antes de morirse… he visto a mi hermano mayor con su bicicleta gritándome; y me ha dado pena porque nunca más le he visto. Me he visto a mi jugando futbol de más chibolo y un calor no mas sentía fuerte, no me quemaba, era un calor bien raro, bien otra clase, que tu estómago hacia doler y tus nervios te encogía.
Después otra vez frío. La gente mirándome no más. Los perros aquí y allá peleando.
La Gorras me ha dicho que seguro pensaban que me he muerto y me han ido a votar ahí, pero si mi papá no ha podido matarme, menos pues el Chambi, por más corriente que me haya hecho pasar.
Dos semanas en el hospital, parece que calor hace cuando te estás por morir… a ratos dificil es morir parece.
Ahora los chibolos “cabrón” me dicen. Y yo me río no más. Diablo también me hago decir… por estos dos huecos en mi cabeza donde me han puesto los cables…como cuernos rotos.
Pero la verdad por eso me dicen "El mil voltios"
No tengo tanto miedo, si mi papá no ha podido matarme, que va a poder el Chambi.

Glosario:
Chante: Cuerda utilizada por los chicos de la calle para ahorcar transeuntes en las noches en la actividad de supervivencia llamada "Cogoteo". Para el cogoteo es necesario un cogotero que ahorque al "punto" o víctima y un "rastrillador" que revise los bolsillos de las víctimas mientras intentan no asfixiarse.
Toco: En el lenguaje de la calle "toco" es el equivalente a parte del botin que se obtiene en un hurto o robo. Lo piden los policías o los mismos chicos cuando realizan actividades de robo en grupo. Cuando alguién se rehuye a dar el "Toco" se le llama "aguantero" o "aguantador" y hes castigado severamente hasta con la muerte dependiendo del botin adeudado.
Guerrear: En las calles de El Alto "guerrear" hace referencia al robo cuando este se da mediante el arrebato violento de algun objeto; pej: Tubos (celulares) Cueras (billeteras) etc, para después huir corriendo. Al acto de robar sombreros de cholita se le llama "Cumbrear"
Laque: Bastón policial
Chibolo: Peruanismo que significa niño pequeño
Dar la vuelta: Matar

3 comentarios:

Mar dijo...

hermano, que historia más triste. qué es eso de pelear caños y toco?

dime por favor que no es verdad

Perro con Rabia dijo...

hola Mariana:
Lamentablemente es una historia de verdad y por tus dudas le aumente un glosario.
Saludos.

Jorge Catacora dijo...

OHHHHH

si que me ha gustado..!!!

y bueno, dice que el medio ambiente que nos rodea es el reflejo de nuestro interior...