jueves, febrero 07, 2008

Los perros volveremos



Volveremos...

y tal vez no seremos miles, pero volveremos al Etno. Esta vez atendiendo a la cordial invitación de Pedro Grossman y Eduardo Alvarez, estaré leyendo tres cuentos noticiosos. Serán aquellos que de alguna forma han tenido buena acogida entre ustedes los visitantes de mi blogg.

el primero de ellos titulado: "unos labios rojos rojos, ha sido adaptado para la lectura que tendrá sorepresas del metropolicial de antaño. El segundo: El tecnocrata, empieza también con una noticia que si bien no es tan antigua, también da en que pensar, y la tercera historia... pues vayan y vean, están cordialmente invitados el lunes 11 de febrero a las noches de literatura en el Etno.


Ahora, una nota de agradecimiento. Como bien saben los que me conocen, he empezado esta afición en mis tiempos de desempleado, cuando la única esperanza era encontrarle un sentido a las tardes, por que en las mañanas me las pasaba cocinando. En ese entonces, este hobby que se mostraba como insulso y absurdo, me consiguió un sinfín de amigos en todo el país y otros lugares. He podido aprender mucho compartiendo algunas notas del ayer que pensé bien, podrían ser aprecidadas por mucha gente, y así fue.


Por eso el agradecimiento a ustedes que visitan este espacio, también para los que lo critican y lo comentan. En fin, paso a reproducir un post de agradecimiento que se lo he prometido a una señora que abandonó su puesto de deber; es decir, en las puertas de la biblioteca municipal para buscarse un lugar más alejado y relajado de estos sabrosos afanes.


Gracias Doña Charo!!
Es obligación placentera, darle las gracias a la encargada de la hemeroteca y archivo de la Biblioteca Municipal de la ciudad de La Paz. Es lo menos que podemos hacer por ella despues de que estuvo a punto de contraer "Silicosis" y "Psicosis" por el polvo del sotano donde yacen las notas solicitadas y por los números que se esconden en los rincones de la vieja hemeroteca que por momentos son imposibles de encontrar. Le hemos empeñado la palabra de que algún día, a través de la intersección del divino, vamos a salir de esta situacion de desesperante cesación a la cual nos vemos penosamente sometidos y le vamos a regalar una mascarilla y un tanque de oxigeno para que pueda sambullirse en los sotanos de los archivos sin que el maldito polvillo le carcoma los pulmones y no se pase las tardes enteras mitigando su alergia mientras maldice mi presencia.
También le hemos ofrecido un par de alpargatas de felpa para aliviar sus callos y ampollas sufridas tras la incesante busqueda de "El comercio" de octubre de 1921, pero nos solicitó que no la "freguemos" más si es que queriamos hacerle un favor.
Allá ella, son sus juanetes y sus botas, desde aquí un agradecimiento para ella que ha prometido sumarse al par de lectores que tenemos.



P.D. Si alguno de ustedes no podría llegar al Etno, y quisieran leer estas breves historias, pueden enviarme un mail a: oscaridad@gmail.com y con todo gusto les enviaré los textos.

8 comentarios:

RONALDO dijo...

Yo también volveré al Etno. Muy muy pronto!

Oso Jucumari dijo...

¡va a estar del carajo la lectura hermano! Ya que no vamos a ser miles, al menos esperamos decenas.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Mi querido can, no prometo nada por que soy una falluta de primera, pero tengo muchísimas ganas de escuhar esos cuentos en vivo y directo.

Ojalá y los dioses sean buenos conmigo y pueda ir al Etno el Lunes.

Un abrazo enorme.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

p.d. También me tienes que contar de tus andanzas de pepino pandillero bolivarista.

Juan Pablo dijo...

Puesla verdad que caigo aquí como paracaidista ciego: de improvisto y sin saber que cuernos hago aquí y con una idea muy poco clara de para donde voy... pero aprovecho la ocasión y el despiste para invitarlos a todos a darse una vuelta por www.ahorabolivia.com.

Salute.

misy dijo...

hola mi perrito querido donde te me pierdes que te ando buscando, pero ya se donde te encontrare en el Etno nos vemos alli.

flacazul dijo...

perro querido,

yo vua querer leer los cuentos, che. con el retorno a la pega tras fiebre carnavelera, se hace lejano viaje alguno.

y ya me entró la curiosidad del comment de la cápsula. cuente cuente las aventuras del pepino pandillero bolivarista!

un abrazo celeste!

Zalator dijo...

Estimado Perro, me alegra mucho que se presente en el Etno, tenía pensado ir, pero paso clases, en todo caso le deseo mucha suerte... además un espectador más o uno menos qué más da?

Saludos...