jueves, febrero 14, 2008

Buenos deseos

Hace muuuuuuuucho tiempo, me envio esto una amiguilla colombiana, y como ando ya con sobredosis de buenos deseos y pura desesperanza, estaba recordándolo para que de una vez me de una intoxicación y me acabe.
Gracias a Tod@s los que fueron el lunes al Etno.

De la puta!!!

De la puta que el último beso despertara lo mismo que el primero.
De la puta que sobrara la comida y no la gente.
De la puta aprender a ser buen hijo antes de tenerlos.
De la puta que a uno le dieran ganas de hacer el amor al mismo tiempo que al compañero (y viceversa).
De la puta que después de emparejarse uno empezara a ver al resto del mundo feo y cursi.
De la puta que el único control que uno perdiera fuera el del televisor.
De la puta que todas las ratas fueran como Mickey Mouse.
De la puta que lo rico no engordara.
De la puta que la poligamia se tomara como una inmensa capacidad de amar.
De la puta que el miedo, las mariposas en el estómago, los nudos en la garganta y las manos sudorosas empezaran justo después de una larga relación.
De la puta que los animales de vez en cuando pudieran dar su opinión sobre nosotros.
De la puta que uno tuviera el sentido del tacto en la mirada.
De la puta que la palabra destino sólo tuviera el significado que le dan las agencias de viajes.
De la puta que la edad no fuera proporcional a las responsabilidades.
De la puta que sólo existiera el cáncer de horóscopo.
De la puta que el suicidio fuera mirado como un acto en defensa propia.
De la puta que después de pensar en el futuro uno no tuviera que estrellarse contra el presente. De la puta que las manchas de la conciencia salieran con decol.
De la puta poder sentir físicamente el orgasmo del otro.
De la puta que la piel tuviera cremallera y el corazón botones.
De la puta que después de una larga noche de pasión uno se levantara sin lagañas y con aliento de bebé.
De la puta que la primera vez se le atribuyera al que mejor lo hizo.
De la puta que a uno le hicieran todo lo que uno le quiere hacer a los demás.
De la puta que se le dijera genio sólo a aquel que fuera capaz de conceder tres deseos.
De la puta que la reversa tuviera cinco cambios.
De la puta que las palmaditas en la espalda se pudieran consignar en el banco.
De la puta que los que se comieran el cuento se indigestaran.
De la puta que jubilarse fuera llenarse de júbilo.
De la puta que a uno le devolvieran lo que el viento se llevó.
De la puta que a las mujeres les durara la regla lo mismo que les dura un orgasmo, o mejor, que el orgasmo les durara lo que les dura la regla.
De la puta que el que está en el espejo no fuera zurdo y mudo.
De la puta no haber gastado todas las lágrimas cuando niño.

No es De la puta una piedra en el zapato, desportillarse un diente, que se desborde el agua del inodoro, morderse la lengua, los cobros judiciales, la eyaculación precoz, pegarse con el borde de la cama en el dedo chiquito del pie, los retrasos menstruales, sentarse en un chicle. Cuídate lo justo y arriésgate lo suficiente.

3 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Bien de la puta esta lista de buenos deseos y bien de la puta estaba la lectura del Lunes, especialmente el segundo cuento.

Firma: La tecnócrata. ;)

perrorabioso dijo...

gracx Capsu!!! de la puta jejeje.

flacazul dijo...

en un día que empezó pintándose todo blue y sin ganas de nada, qué de la puta encontrarse con tu post tan de la puta!
me has sacado unas sonrisas de la putísima :)

gracias estimado perro!