martes, agosto 16, 2011

Saenz y sus turistas.

Ha sucedido un malentendido, uno bastante pequeño, por lo cual varios amigos me han llamado para ver si era cierto si yo estaba liderando/organizando/guiando un evento sobre literatura y turismo que se anuncia en una noticia publicada hoy 16 de agosto de 2011 en el Periódico Página 7 de La Paz, la cual copio integramente, para después aclarar algunos puntos.

"Al igual que en Colombia y Perú, donde ofrecen paquetes turísticos relacionados a los renombrados escritores como Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, en el país ya hay agencias turísticas que ofertan tours especializados en el autor paceño Jaime Saenz.

“Es una iniciativa que busca promover la cultura del país a través de la literatura y Saenz es uno de los más representativos”, dice Alexis Argüello, de la agencia de turismo Aski Tours.

Desde este año, Aski Tours lanzó el paquete turístico Sobrebebiendo a Jaime Saenz. La primera experiencia se efectuó el pasado 6 agosto en las orillas del lago Titicaca. La actividad convocó a más de cinco personas.

El paquete es dirigido por Óscar Martínez, especializado y seguidor de la obra de Saenz, según señala Argüello.

Martínez es guía del tours y prepara lecturas de una selección de las obras de Saenz que se comparten en la convivencia. Cada lectura es enriquecida con anécdotas de la vida del autor.


La actividad se inicia a las 17:30 y finaliza al día siguiente y cuesta 150 bolivianos. “Los participantes leen las obras de Saenz cerca a las orillas del lago y se les ofrece comida típica de La Paz, incluso algunos alimentos que el escritor destaca en sus obras como los tradicionales buñuelos”, dice Alexis Argüello, quien adelanta que preparan otro tours en los próximos meses."

Primero y antes que nada, por justicia y en honor a la verdad, debo aclarar que el organizador de este evento fue mi dilecto amigo y librero heterodoxo Alexis Argüello Sandoval, que ha tenido la iniciativa de organizar este encuentro contra viento y marea.

Claro que ya de por sí es raro un encuentro llamado "Sobrebediendo a Jaime Saenz" que se realice en el club de Yate y además se ofrezca cena, fiesta de disfraces y otras cosas más, ya que todo esto suena irremediablemente a un evento organizado para Ricos Burgueses (Jailones en el sentido prejuicioso y coloquial de la palabra) que probablemente tengan yates y puedan pagar 150 Bs. para poder participar del mismo. Yo mismo no tenía una idea clara de que es lo que habría de susceder el día, o mejor dicho, la noche del encuentro, pero antes de ir escuché a algunos amigos decir que sería un error asociar la imagen de Saenz en una actividad de dicha naturaleza farandulesca y turística, al parecer, destinada más a gringos desprevenidos que a gente interesada en la vida y obra de Jaime Saenz.

En fin, no me excuso ni me arrepiento de haber asistido al tiempo, pero ante la leve polvareda y la extrema curiosidad que este encuentro ha causado en algunos allegados y otros no tanto que han estado diciendo muchas cosas después de que se publicó la noticia en Página 7, sólo me queda aclarar, como dije arriba que no soy el guía ni el organizador del evento, eso, repito, antes que nada.

Tal vez no les interesen los detalles, pero aquí se los paso brevemente. A principios de julio, Alexis Arguello me comentó brevemente su idea de hacer un encuentro sobre Jaime Saenz en Huatajata. Tal como me lo dijo -en medio de una fiesta- me pareció que era una idea un poco extraña, un poco turística, pero también muy vaga, difusa y lejana, así que después de los consabidos chistes, asociando a Jaime Saenz con el club de fans de Harry Potter e ir vestidos de aparapitas y etc, chistes que el buen Alexis siempre se toma a bien, me preguntó cuales serían -en mi opinión- las mejores personas que podría invitar en calidad de "especialistas" para participar de una mesa de debate y conversatorio sobre la obra de Jaime Saenz. Yo les recomendé a los que creí mejores, los que todo el mundo conoce y no es necesario decir aquí, quienes son.

Lamentablemente, un sinfín de acontecimientos hizo que ninguno de estas personas pueda atender la invitación de Alexis para participar de la mentada actividad, tal como hubiese sido el deseo de los organizadores. Ante dicha circunstancia y sopesando el tiempo, la amistad y el aprecio que guardo por Alexis, accedí a a participar, en lo que resultó una noche muy linda y llena de anécdotas, conversando sobre Jaime Saenz y su obra alrededor de una fogata hasta el amanecer.

Bueno, ahora hay que decir que me parece un poco exagerado eso que sale en el suplemento cultura de Página 7 que me nombra el promotor del paquete turístico y "guía del tours" Por esto, debo aclarar que yo solamente llegué, hablé, leí, bebí y volví. Es bueno decir que tal vez alguno de los asistentes no estaría de acuerdo con lo anterior, en el sentido de que a lo mejor uno de ellos diría: vino, habló, leyó, bebió, RONCÓ y volvió" en fin, fue una linda experiencia y más allá de las pequeñas controversias que ha causado este evento entre los literatos Saenzianos de línea dura y ortodoxa y de las que yo mismo guardaba algunas reservas.

Ahora, más allá de los chistes y las rasgadas de vestiduras de algunas personas, creo que es bueno decir que reunirse para hablar de literatura y de un autor como Saenz, me parece muy bien y me parece bien porque ayuda a desmitificar a la obra y su autor; ayuda a leerlo, visitarlo, beberlo, vivirlo, experienciarlo y significarlo en sus dimensiones, sino reales, por lo menos cercana a ellas, despojándolas de toda la habladuría mítica, fantasiosa, metafísica y bañada de alcohol que suele cernirse sobre este personaje.

Hay que acercar la lectura y la comprensión de las obras de los escritores (no sólo la del zarandeado Saenz) a la gente, para poder ver los tejidos de nuestro imaginario, de nuestra identidad y cómo esta ha ido evolucionando en la escritura.

Es necesario hacer un inventario de los huecos apolillados que han dejado en este imaginario las fantasias sobre tantos personajes de la cultura boliviana como Saenz, Borda, Cerruto, Céspedes, Bascopé, Bedregal y una larga lista que está en la espera de que su gente se les acerque.

Ahora que este acercamiento sea en el Hotel Radisson, en algún auditorio de la universidad o en el bar Los Infieles de la Perez... pues la verdad, no sé, ignoro cuales serán los parámetros para ver la conveniencia de los mismos, pero al mismo tiempo, no me atrevería a desmerecer el trabajo de un grupo de personas que han puesto todo su mejor empeño en hacer algo diferente a lo que se acostumbra en este medio pacato e hipócrita, pero también quiero resaltar enfáticamente, que no simpatizo con la idea de hacer de la cultura un rincón excluyente para las pocas personas que puedan pagar un precio “X “para acceder a un evento “X” al cual todos tenemos derecho.

Para concluir, en vista de las muchas cosas que he leído y he escuchado desde que se ha anunciado el evento hasta una semana después de que se ha realizado, a mí me parece que si a los "especialistas" les parece una huevada esta iniciativa y se cagan de risa, les invito a que bajen de una vez de sus altos atriles, o como decía Carlos Montenegro: Que bajen del Olimpo donde residen y se acerquen a la gente; que hablen de lo que conocen, que lo compartan, que ayuden a repensarnos y que dejen de usar su conocimiento en sus concursos de vanidades intelectuales, para ver quién es el sabiondo Alfa y salgan satisfechos sintiéndose los más capos de su gremio.

Espero que Alexis tenga la iniciativa de organizar otros encuentros, de otros escritores y otros artistas en general que, eso sí, sean accesibles (en tiempo, espacio y materia $) para quién sea que quiera acercarse de alguna manera a estas personas llamadas “Artistas”, cuya palabra y denominativo de oficio, abre un abismo insalvable entre ellos y la gente.

Siempre voy a estar agradecido con Alexis por haberme invitado esa noche para hablar de Jaime Saenz, aunque lo que yo sepa sobre este escritor, lo sé únicamente por la historia de mi obsesión con él, lo cual alguna vez me llevó a confundir los papeles y los hechos, las cosas propias y ajenas, a confundir mito y realidad. Por suerte, esta relación de obsesión temática, la tengo concluida hace tiempo, por lo cual no me considero un “especialista” sino un perseguidor que ha leído, visto, escuchado y hablado lo que hay de él no más y nada más.

Oscar Martínez.

Es perro y es vagabundo.

3 comentarios:

Alexis Argüello dijo...

Oscar Martínez desmiente las declaraciones mal traducidas por parte de la persona que redactó la nota periodística acerca del "SOBREBEBIENDO A JAIME SAENZ". En parte del texto de Martínez usted leerá cosas como la siguiente: "Yo no soy Mister! Yo no me calmo: a mí no me gusta que me digan mister; mida sus palabras"...

Ya en serio. Gracias hermano por el aguante. Por aguantar el apelativo de ""guía del tours", pero sobre todo por aguantarme.

Un abrazo.

Mario R. DURAN CHUQUIMIA dijo...

excelente iniciativa, me hubiese gustado asistir... pero tuve problemas con la agenda. Sigan adelante...

Alexis Argüello dijo...

El presente comentario es para invitarlos a participar de la segunda versión del "SOBREBEBIENDO A JAIME SAENZ" junto a Elías Blanco este 29 de octubre de 2011. Pueden hallar más información en: http://www.facebook.com/event.php?eid=297482820277872

Sí, sí, #ComentariosEranLosDeAntes #SpamEraElDeAntes

Saludos.