jueves, octubre 16, 2008

Leaving "Las Velas"

O la importancia de que no te claven una tijera en la cara...

Algunas veces hablo de esta época de una forma amarga. Algunos hechos tienen una ironía que me provocan extrañas sensaciones. Por ejemplo: a mis 13 años estaba debutando en una pandilla que se llamaba la "Triple k". Típico púber problemático: sin padre, y con una madre ausente en el trabajo 18 horas al día y la vida del desorientado girando a la deriva entre el colegio y la pandilla. A los 15, la policía me fue a buscar al colegio por intentar robarle la mochila a unos chiquillos de 10 años y darles un piedrazo en la cabeza. A los 17 formaba mi nueva pandilla de excluidos y raleados sociales, es decir, de los "Raros" a los que nadie les habla. Para ser franco, yo no era tan malo como otros. Incluso se podría decir que aun conservaba cierta consideración y sentido de justicia. Tal vez por eso cuando fundamos los "Roba Hoods" con mis compinches, decidimos robarles sólo a los jailones para darles a los pobres (de ahí el nombre de nuestra pandilla). De ese tiempo hubieron repercusiones varias; en especial en la prensa de Crónica Roja. Nos volvimos legendarios por que seguíamos a nuestras víctimas hasta algún lugar desierto y ahí procedíamos a desvestirlos usando las más violentas armas de la intimidación y el terror: los ahorcábamos, les quitábamos los zapatos para cortarles los pies y no nos sigan, les decíamos que conocíamos a su familia, que si nos denunciaban sería peor... Por idea del Ceviche, un chango de mi edad -más o menos 17 años- a todas nuestras víctimas les dejábamos un naipe que significaba "su carta de la mala suerte". La idea original era dejarles una rosa, pero el inconveniente era estar cargando con unas 25 rosas en la noche que nos delataría como primeros sospechosos si nos agarraba la cana. Teníamos nuestras reglas: sólo atracar hombres mayores, mejor que tengan apariencia de prosperidad. En realidad éramos un insulto al gremio de ladrones y asaltantes, porque lo que hacíamos, lo hacíamos sin necesidad; por puro placer; por alardear con las changas de que éramos unos maleantes y justificar de esta manera nuestros tatuajes y la pinta "house of Pain" que aterrorizaba a los viandantes.
Claro que no cometíamos la boludez de operar en los mismos lugares y los mismos días. Normalmente cambiábamos nuestro "modus operandi" de forma de dejar desconcertada a la policía, y lo logramos. Fuimos noticia de tapa en dos ocasiones: una vez que pelamos a un individuo de dos metros en Cota Cota, que se defendió con uñas y dientes y resulto ser el hijo del algún agregado militar de no sé que país y vendimos su reloj en 100 lucas ignorando (o más bien pensando que era trucho)que se trataba de un Rolex Daytona de 1500 Sus (nos enteramos del precio y de la marca el momento de leer "La quinta") y otra cuando la policía nos persiguió pistola en mano por el rio detrás del Hospital Obrero. Carabina y Angelito se lanzaron al río mugroso para evitar ser capturados mientras yo y el Ceviches nos escondimos en un contenedor de basura que podría húmedamente toda clase de inmundicias del hospital. Por ese entonces nos conocían como: "Los Asaltantes del Naipe" y tejían toda clase de conjeturas sobre nuestro origen y accionar. Decían que éramos peruanos y que probablemente nosotros habíamos asaltado un par de gasolineras en El Alto. Otros decían que éramos una peligrosa secta de fanáticos satanistas y que operábamos guiados por el tarot y la baraja española... en realidad éramos 8 changos cada uno cargando una cruz de por vida y queriendo volverse maleantes para asquear a la sociedad y encontrarse a sí mismos.
La cosa fue degenerando cuando la plata empezó a importar y no la nobleza de la intención que no pasaba de ser una burla o una excusa. Para variar ahora un montón de pandillas dejaban naipes en cosas tan absurdas como en piñas callejeras o colegiales, Ahora todas las putas maras de la ciudad eran los "Naiperos". Noche tras noche desfilaban en el tele policial o informativos de símil calaña un montón de changuitos que al mismo tiempo que negaban sus fechorías, hacían alardes con subjetivas declaraciones que hacía entender un fenómeno de masas que se extendía de manera imparable, amenazando a la sociedad: "Algún día todos van a tener la carta de la mala suerte" decían.
Bueno, la cana nos achacó, asesinatos asaltos, robos, fraudes, violaciones, estafas, conspiración política y un montón de mentiras que jamás hicimos por el simple hecho de que el Carabinas se murió al mes de lanzarse al rio, víctima de una misteriosa y fatal enfermedad que lo llevo a la tumba sin darnos oportunidad de hacerle un último "Jump Around". El angelito se volvió tartamudo del susto que se llevó cuando la cana lo perseguía disparándole y de pura vergüenza su mamá lo llevó al Brasil.
Aparte de que esa noche sólo éramos los cuatro, el resto, viendo que la cosa estaba peluda se fueron sin dejar rastro y sólo quedamos el Ceviche y yo. Un día en las velas, lugar donde descansábamos nuestras malandradas, el Ceviches le clavó una tijera a un individuo por que este le hizo caer el sandwich de chorizo... dicen (yo ese día no estaba ahí) que jamás se vio tal cantidad de sangre en Las Velas. Esa fue la última salida pal ceviche por que ha grandeado con tres masos de naipes que fueron su única compañía en "San Pedro"



Después de cinco años bien usados para reformarme y dedicarme a la universidad y a mi pequeña vida medioburguesa (…) Al concluir una noche de juerga se me ocurrió irme a "Las Velas". Estaba con pilchita saliendo de un matriqui y me lo encuentro al Ceviches repartiendo puñetes... voy y le digo que se calme, se calma; le digo que si se acuerda de mi (aparentemente estaba drogado) y me dice: “No, más bien calcá luca” y yo le respondo: “A ver quítame” me da un cabezazo, me rompe la nariz y luego con una par de cuates procede a despojarme de mi saco y otras cosas más... no me dejó un naipe, pero en ese momento pensaba que me estaba tocando la famosa carta que habíamos inventado.

Las drogas lo han vuelto psicótico, vive en la calle, andrajoso, con cara de demente. El otro día me lo he encontrado en Miraflores y me ha pedido un peso, se lo he dado, la operación de la nariz me iba a salir más cara.





NOTA IMPORTANTE: ESTO ES UNA FICCIÓN, CUAQUIER PARECIDO CON HECHOS O PERSONAS DE LA VIDA REAL, SON PUROS INVENTOS DEL CEVICHES... Pero de verdad es mentira. Mentira pues, de verdad.

14 comentarios:

Albanella dijo...

... Por lo leído, sería buen que aumentes ex-asaltante, ex-asesino, ex-operado/cirujiado, ex-naipero, etc. a la información sobre vos..

Digo.. porque la verdad es de mentira y aunque sea "ficción", como dices cualquier parecido a la realidad, lo hace similar :P

Besos!!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Perroso querido, leyendo tu cuento me acordé de un amigo despelotero que se peleó con una dulcera en El Prado porque supuestamente le había engañado dos lucas de cambio. En lo que el chango le reclamaba las monedas se mete el marido de la dulcera y se arma la trifulca. Resultado: el amigo tuvo que pagar mil lucas en la clínica por que le arreglen la nariz. Para ser gil no es necesario estar borracho ni estar en las Velas, parece.

Te mando un super abrazo.

P.D. Me encantó la aclaración final.

ocoro dijo...

justo ayer estaba escuchando toda clase de historias de "maleantadas" de la epoca colegial,y dije: y yo que nunca le pille el chiste a esas cosas.

me encantaria inventarme unas cuantas para pintar en mi pasado!

perrorabioso dijo...

Hola Alba. Pues la verdad yo siempre he sido un tipo pacífico que sólo se ha deicado tenazmente a la lectura y la catequesis. Por lo demas Tendre que hacer aclaraciones más claras no??. Gracis y otro beso para ti.
Capsú: Si pues, es necesario tener billete pa ser superman o justiciero. Mejor aflojar no más...
Saludos a los chivolos.
Ocoro. En realidad yo tampoco le hallaba el chiste, eso de ser maleantes era muy serio, supongo, para los que eran, no???
Con esa creatividad tan grande que tienes, podrías inventarte situaciones alucinantes.
Saludos

Zalator dijo...

ahhh!!! hermoso relatooo!!! otro relato de una existencia marginal y conflictiva, me recuerda mucho los memorables relatos o crónicas de Victor hugo, Cárdenas, Jaime Sáenz, etc... como siempre, seguimos manteniendo las tendencias y siguiendo como buenos perros fieles que somos las huellas que dejaron nuestros ídolos literarios a quienes buscamos emular tanto en escritura como en nuestro acaecer cotidiano!!! eso si es original!!! si no paras en el Etno, si no tienes tu cir-culo de amiguitos pseudo intelectuales, si no eres un alcoholico, no estás en la "onda"... lo felicito!!! siga adelante, sé que llegará muy lejos... y no olvide, por si acaso, hacerse a su medida un saco de aparapita... con eso conquistara el mundo literario y las alabanzas de los aluciandos lectores de nuestra oh linda la paz!!!!!

Felicidadessss!!!!!

CLARITsS dijo...

ficcion o realidad?? es mentira o verdad? mentira la verdad? bue igual la historia esta buena...te imagine corriendo en una persecusion de la policía y esas vainas... un abrazo perruno!!

perrorabioso dijo...

Morador:
Muchas gracias por su comentario. Veo que le gustó, cosa que viniendo del "único" escritor de "verdad" (Poeta maldito que fornica con sus gatos)es un halago; ya se sabe como me gusta que me ensalzen. Ahora respecto a las huellas que seguimos fieles, así es... Ahora que ya tengo hace tiempo mi saco de Pseudo (Se nota que le encanta esa palabra)aparapita le quería proponer que sea mia Arturo Borda, que tal!! su personalidad atormentada e irreverente que seguro le hace sentir bien le cae al pelo, y si está mejor haciendose el loco que tal si es mi fiel "Ismael Lillo".
sería buenísimo.
No soy alcohólico, ojalá mis amigos fueran pseudo intelectuales, la verdad es que algun día nos tenemos que sentar para discutir la palabra`pseudo.
Mientras tanto gracias por venir, de verdad.
Saludos

Zalator dijo...

no soy escritor de verdad, soy de mentiras... y si, un día de estos tendríamos que sentarnos y conversar... pero algo me dice que terminarías agarrándome a puñetes... perdón por la mala onda...

Saludos!!!

perrorabioso dijo...

Clarita: Me has mareado un poquin, creo quet tengo no más que aclarar la aclaración. Saludos.

Morador: Querido amigo, no tienes que decir de mentiras, tienes que decir "Pseudo" o eres de pseudo mentira que ta hce de verdad, es decir como al principio. Bueno, jamás me agarraría a puñetes con alguien por una discusión... a no ser que hablemos de futbol, y tal vez ni así. Tus comentariso y críticas son siempre bienvenidas

Lingam dijo...

Me encantó!!! Rica historia. El Ceviches... gran chapa. Un beso mi Perro lindo!

San dijo...

Hola Ojcar muy bonito tu relato, muchas veces me contaste que eras un pandillero, hasta ví la foto! pero máximo me imaginé eso, que te vestías onda Run dmc nada más!! ...bueno tendrás mucho pa contar a tus babys...un abrazo

不結婚可以環球 dijo...

帳號的設計 要有什麼經驗
發問者: Hokkiao ( 實習生 5 級)
發問時間: 2008-10-07 06:59:19 ( 還有 1 天發問到期 )
解答贈點: 20 ( 共有 0 人贊助 )
回答:
2 意見: 0
[ 檢舉 ]
zycxxcz1234.blogspot.com

方案 : 一ㄍ 【WRETCH】 categorization分類 TRANSFER->一ㄍ [BLOGSPOT] ID帳號








NATIONAL TAIWANUNIVERSITY
IWANNA

Livi5 dijo...

Primera vez que visito tu blog, me reí un montón con tu relato pero al final no tanto...jajaja

Tu aclaración verdad o no pues no importa de todas maneras fue una lectura divertida.

Saludos!

Anónimo dijo...

Muy buen post, verdad o mentira, realidad o ficcion es una muy buena historia. Felicitaciones.... sera un placer mencionarlo en www.acalascosas.blogspot.com