jueves, octubre 25, 2007

Unos labios rojos rojos

No pude encontrar en la hemeroteca una noticia que escuche en el metropolicial cuando tenía doce años. así que lo tuve que reconstruir como pude. A ver como sale...

Unos labios rojos rojos
Cualquiera pensaría que es una personaje de ficción, que es el producto de alguna imaginación turbia y chueca o de una fantasía. Un personaje lejano a este tiempo un poco tonto, ingenuo y tenebroso. Desde su nombre floripondio hasta esa su melancolía y su soledad. Cuando lo encontré, Jacinto R. estaba mirando de derecho y de revés la colilla de un cigarrillo, misma que tenía restos de lápiz labial de un carmín fuerte y marcado de grietas.
Era el cigarrillo que se fumo su exnovia una de esas noches cuando fueron muy felices. También tenía un klinex con los que la linda pelirroja se limpió unos lagrimones quejumbrosos después de que Jacinto le leyó un poema dedicado a ella y sus besos. Así guardaba una infinidad de cosas, como por ejemplo: Entradas del cine, pétalos de girasoles (de un ramo que ella le había lanzado en una pelea), cartas, cajetillas de puchos, limones chupados, pedazos de una tanga celeste… y bueno, una variopinta y extensa cantidad de objetos que le recordaban a Mariela.
Al verlo contemplar todos esos fetiches mientras lloraba por la súbita desaparición de la pelirroja, le dije: "Ya bota esas huevadas compadre, mirá que sólo te estás haciendo daño; fíjate como estas, todo un guiñapo: con la barba crecida y el pelo todo desgreñado. Sigues con ese pijama mugroso desde hace una semana…si ella se fue, ya ni modo, vamos a buscar otras y se acabó.

Esa noche el Nardo estaba medio borracho. Después de dos botellas de ron, me confeso que no puede dejar de masturbarse con todas las cosas que guarda de Mariel, y que cuando miraba esa colilla del cigarrillo con las marcas de lápiz labial, se excitaba más que un preso condenado a cadena perpetua que miraba un par de tetas…

Cuando he acabado la farra y el disco seguía sonando en la compactera, le hice dormir en el sofá tapándolo con su chaqueta para que no se congelara. Quién iba a pensar que una semana después, el Jacinto le iba a asestar 35 puñaladas mortales.

En la celda, encogido de hombros y el pantalón ensangrentado, con la mirada extraviada en el suelo y escuchando los rugidos de una multitud que aguardaba en las afueras de la policía para lincharlo, hablé con él. Me dijo que ella, Mariel, fue a su casa una tarde, y que cuando ella le decía que se marchaba, él no podía dejar de mirarle esos labios tan rojos y carnosos. Por esa razón, fue presa de un terrible calor que le comía todo el cuerpo y para aliviarse, se bajo los pantalones y se comenzó a masturbar delante de ella, ahí mismo y sin asco alguno. Que ella grito y se tapó los ojos, que le dijo loco de mierda y puso cara de horror. Que el solamente recuerda que tomó unas tijeras con las que el cortaba corazones de cartón y que luego la policía estaba llevándoselo en medio de la ira del vecindario y la incredulidad de los habitantes de su casa.

Yo me enteré al ver en las noticias a una azorada viejita que relataba a las cámaras que ante el escándalo en el piso de arriba de su departamento, mandó a su hijo a ver qué es lo que pasaba. La puerta estaba abierta y el muchacho encontró al vecino Jacinto de pie y sin pantalones; lunático y ajeno del mundo; masturbándose violentamente, observando el cuerpo de una mujer que se desangraba en el suelo.

Lo peor es que Mariel sobrevivió, tal vez nunca más pueda caminar y tener hijos., pero según se ve en el noticiero, ella está con los labios más colorados y carnosos que nunca. El jacinto también esta bien, coleccionando rojos de todos los matices y recortando con un gran tijera fotos de la sobreviviente que salen a diario en la prensa amarillista.
Fin

17 comentarios:

Lingam dijo...

Jodido!!! Simple, y al grano. Me gustó. Abrazo.

Sakura dijo...

En definitiva... la realidad superando a la ficción... o es que me comí todo el cuento? jajaja

Como sea, muy jodido.

Saludos amigo!!!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Buen cuento querido Perro, jodido pero bueno.

El Metropolicial es una buena fuente de inspiración para este tipo de historias despueñes de todo.

Un enorme abrazo, querido can.

Pao dijo...

Uy..
Me dejaste sin palabras. Así de bien.

Te dejo un besito, perrito! :)
Que estés bien

Oso Jucumari dijo...

Qué huevada que te dejen un beso en vez de dártelo, ¿no? Bueno, ya estarás cobrando todo lo que las chicas te dejan entre comentarios en el bloguivianos 2008. Ese personaje del relato se la cobró cara...

elperrorabioso dijo...

Cami:
Hola, que bueno que te gusto!!1 se te hecha de menos... te envio un mensaje pa hablar del concurso.
Ceci: Siempre no??? siempre la supera.
Vania: y pensar que sigue habiendo despues de taaaaaaaantos años el metro y el telepolicial.
Pao: muda?? de verdad. Que bien!!
(gracias por el besito, pero por que sólo uno?)
Oso: tu siempre tan sabio, la verdad es que ya tenemos que hacer un inventario no??

Pao dijo...

Miles, miles....

:)

flacazul dijo...

bien perro,
genial el relato... escalofriante también.

un abrazote.

La Kollita dijo...

me acorde de la infancia cuando mi cholita ponia el metropolicial al medio día... era eso o el compadre...

Saludos!

Zalator dijo...

Me gustó mucho su cuento, y bueno, a veces el amor mata no?

Saludos Dn. Perro

Dolcka dijo...

A la hemeroteca!!!

elperrorabioso dijo...

Pao...
:)
Flacazul:Muchas gracias a su Merced...seguiré trabajando.
Kollita: y seguro también te acuerdas de la propaganda de Arocarbol!! y si, así eran esos almuerzos.
Zelator...El amor mata varias veces en la vida, dicen. Saluds
Dolcka!! cuando vengas vamos borrachos, te vas a divertor una barbarida.
Saluds

Ganjartek dijo...

mierda...y ahora que hago con mi cajita de fetiches che...?

I. Alexis Argüello Sandoval (¤_ Alessi _¤) dijo...

Uno nunca sabe cuando llegará el momento en que el mounstro que todos llevamos dentro saldrá. Los peligrosos labios de la muerte siempre nos están acompañando.

Abrazos mi buen can y desearía saber como vá el concurso de cuentos. Ya sabes que cuentas con mi ayuda.

la de la casa nueva dijo...

Perrito!!!!! cómo estás??

elperrorabioso dijo...

Paul:Que cosas no?? cuantas cosas y de quienes tendras tanto fetiche en ese baul de madera...
alex: Ese monstruo que llevamos dentro siempre está ahí no??? toda la vida hay que estarlo aplacando.
Javierita:
Estoy de vuelta, perdón por responder tardíamente pero últimamente he tenido mucho trabajo.

thestranger dijo...

Perro amigo!! Cómo agradecerte tu generosa hospitalidad en La Paz! Gracias por aguantar mis borracheras y mis catarradas, y gracias por presentarme ese extraordinario boliche llamado Orange. Sabías que ya tengo trabajo ahí en caso de que vaya mal en el Observatorio? El dueño me dio su palabra!!!
Jajaja Besotes