jueves, abril 17, 2008

El Conejo Rabioso


Nota: cualquier semejanza con hechos o personajes de la vida real es de mentiritas.

Cuando el mito se rompe y nos acerca al hombre, al pobre hombre que se encuentra a merced de la inflación, del desengaño, el hambre, la traición y la locura, es entonces cuando me acuerdo de mi héroe de la infancia. Aquel que me enseño a multiplicar con esos gangosos alaridos y su guitarra de venesta desafinada, y que bien que mal se ganaba honradamente la zanahoria domingo tras domingo en ese infierno infantil llamado "La Ikakota". A diferencia de lo que mis contemporáneos piensan, el conejo R no era un pusilánime payaso fracasado que vivía a la sombra de Bombolito y Ciruelito, amen del abuelito Tino y el capitán Futuro… era un hombre de castilla y ojos rojos de cuy (algunos sospechan que se fumaba) y dígase lo que se diga, era un hombre con carácter... lo sé yo que me abofeteo y me dijo "deja de joder llok´alla" cuando le arranque su nívea cola de algodón por querer tan sólo una palabra de aliento y de cariño.
Pero este es un conejo que ha luchado contra todo tipo de avatares y penosos trajines. Yo lo sé, por que he chupado con él. Muchos años después, me lo encontré en el “Arlos” una cantina Miraflorina donde se reunían todos los hijos del ayer y el olvido. Estaba sentado allá, justo enfrente de mi, con sus orejas que esta vez hacían de capucha; arrancándose los boleros y zambas más tristes que imaginarse puedan. Fue ahí donde contó su sin fin de desventuras y tragedias; todas ellas fruto de la ingratitud, la desidia estatal y el olvido del mundo.
Cuando nuestras emociones estaban ya bien lubricadas con el liquido elemental (singani); le pedimos que se arranque unos clásicos y no se hizo de rogar: tres por treeeeeeees y todos los yucas cantábamos al son, la tabla de multiplicar y así hasta que el alcohol nos traiciono refrescándonos la memoria. Y vine a sentir otra vez la afrenta del bofetón de esa lejana tarde de junio de 1983. Inútil es decir que la gresca resultó siendo dantesca, una reyerta que fue todo un carnaval: un enano mordiéndome la rodilla, el oso Yogui ahorcándome, Pluto dándome unos cortos en la panza y el maldito conejo ufanándose de la temeridad de su cuerpo de seguridad, queriendo partirme la guitarra en la cabeza.
Pero como La Paz es La Paz, al rato estábamos compartiendo anticuchos y silpanchos en “Las Velas” como si nada hubiese pasado. Incluso uno de los enanos que hoy está preso por robo a Sábados Populares es mi amigo hasta la actualidad…
Y entre copa y copa me ha contado que el Conejo R aspira a ser el futuro y flamante ministro de la niñez!!

¡Que han dicho!
Salud.

13 comentarios:

boris miranda dijo...

¡1983! Ese conejo es inmortal. Y todavía le gana al Brosso, al Barny trucho, al CondónProSalud, al Burger King y hasta al Anforito (en temporada electoral) en las clásicas carreras que se organizan en la Feria del Prado dominguero.

flacazul dijo...

guao!
qué genial relato, mi estimado perro.
¡¿1983?! ja ja ja... yo estaba naciendo ese año.

genial y refrescante leerte, como siempre.

perrorabioso dijo...

Es inmortal no ve?? incluso ya han clonado uno que labura en el prado los domingos.
Saludos cumpa.
flaca: que gusto tenerla por aquí. tienes 25 años ajajaja podría ser tu hermano mayor, yo tenía 6.
Saludos.

La MaJo dijo...

+ q exquisita forma de narrar... me enganchaste re rapido....
y ese final me mato... completamente...!

saludos

desde la "tierra astronomica", dire....
desde santa cruz!

la majo

MaJo dijo...

yo no había nacido, jajá
no recuerdo al conejo, alguna vez salió en el show de jackie? creo que es la primera vez que leo sobre él, debe ser toda una leyenda... y sigue trabajando hoy?? se le debería dar más cobertura...
Ese acercamiento al ser humano mismo, como empieza tu narración, se sintió.

perrorabioso dijo...

Hola La Majo: Gracias por visitar el blog, también voy a leer el tuyo.
Saludos a la ciudad de los anillos.

Majo: despues de tanto tiempo!! pues eres una niña aun no?? jajaja pero seguramente hay algun equivalente en tu generación.
Saludos majo!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Pucha, el conejo "R" era lo máximo no?.

Un abrazo, perrito.

Sakura dijo...

El conejo!!!... realmente hacía de los domingos en el Laikakota un día completamente distinto... lindas memorias, eh?

Un abrazo!

Ganjartek dijo...

hermano perro....mierda que me encantaba el Conejo Ricky...refrecante y fresco, gracias cuate por traer risa a este corazón mordido

I. Alexis Argüello Sandoval dijo...

Alguien que sin duda debe encontrarse en al lista de los personajes paceños.

Abrazos.

perrorabioso dijo...

Ceci: cuantos domingos nos habremos cruzado por allá no?? imaginate. Saludos Ce.
Ganja. Ah el conejo R y sus ocurrencias. Y que ha pasado con el corazón che?? ya quedamos pa compartir un chuflay che.
Alex: Así es, no puede faltar compañero. gracias por venir.
saludos

Noche Mortífera dijo...

Uhhh el conejo Ricky era de lo mejor dónde estará andando che...

Raven Z dijo...

Moscar!!!
Qué gusto encontrarte en el espacio virtual que nos unió.
No se si te acordaras de mi pero yo si me acuerdo algo... de la Cato y muchos ratos de charlas. En ese entonces eras mosca no perro.
No, no estaba en tu carrera, era más bien una paciente sujeto a experimento cuando te contaba mis dramas.
Respecto al Conejo este, me encanto tu relato, y si fue parte de mi niñez como la de muchos, y debo reconocer que hasta que leí este post aún era mi héroe y suplantaba al mismo Santa Claus… :´(
Gracias por matarme un sueño de niñez.
Qué? Luego escribiras que el abuelito Tino era un Trasher y que fue le primero en fumar ácido en Bolivia?

P.D.: Jajajjaj un gusto nuevamente encontrarte y pasare por aquí, más seguido.