miércoles, marzo 05, 2008

The Bolivian rubber



La Paz, marzo 6 de 1908

The Bolivian Rubber General Enterprise Limited


Tiene a bien informar a sus distinguidos abonados, que ante la eventual y pasajera ignorancia en cuanto al uso y manipulación del servicio telefónico, se ha creido indispensable publicar las siguientes reglas para un mejor y mayor uso al momento de servirse del teléfono.


Para llamar: dése dos o tres vueltas al manubrio; descuelguese de manera pronta e inmediata el fono sin esperar que el empleado, contratado para dicho fin, conteste con la campanilla o indíquesele, contestando clara y puntualmente a la pregunta que él le formulara siempre de viva voz, el número con el que desea hablar; mantengase atentamente el fono al oido, siempre sin tocar la campanilla, hasta que conteste en el número solicitado a quien habrá llamado directamente el empelado de la central respectiva. En caso de verse frustrada la comunicación, ya sea por la ausencia, negligencia o el desconocimiento en el uso del servicio telefónico por parte del supuesto interlocutor, se recomienda repetir esta operación habiendo esperado un tiempo prudente, ya que el incesante repìcar de la campanilla suele ser bastante irritante.


Al ser llamado: Descuélguese el fono pronta y oportunamente, siempre sin tocar la campanilla ya que es usted quién está siendo llamado, salude amenamente y comiéncese la conversación indicando su propio número ya que el operador tiene el humano derecho de incurrir en equivocaciones.


Al terminar: Dése una vuelta al manubrio de la campanilla y de está manera quedara cortada la comunicación.


De igual manera,The Bolivian Rubber General Enterprise Limited; al ser anoticiado de que jovenzuelos inescrupuloso y mozos de cordel, estarían inoportunando a nuestros abonados con falsas alarmas y balbuceos absurdos, comunica a su distinguida clientela que dichas manifestaciones de bizarra torpeza, pueden ser denunciadas en nuestras oficinas para castigar de acuerdo a nuestro reglamento de comunicaciones a los infractores.


De esta manera esperamos haber despejado de alguna manera los inconvenientes del servicio telefónico de nuestra vecindad.


5 comentarios:

Oso Jucumari dijo...

Que bueno qué está, como diría Charly García: adoro la teletransportación

Pablo dijo...

Cómo odio a los "mozos de cordel" actuales que nos inoportunan con SPAM y "balbuceos absurdos" cuando comentan en los Blogs de la gente.

Muy interesante el artículo, perro; ¿de dónde lo desenterraste?

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Me hiciste recuerdo cuando mi hermana y yo éramos "mozas de cordel" y balbuceábamos burrera y media por el teléfono (que en ese entonces se discaba) en las eternas tardes después de colegio.

Me encantaron las instrucciones, aunque medio complicadas. A los que eran medio tribilines para seguir instrucciones seguramente les era más fácil seguir usando el servicio de chasqui nomás.

Abrazos muchos.

Julio Aliaga Lairana dijo...

Imagino ese aparato embrujado que te permitía hablar con otro a lo lejos, y a mi abuelo, que en 1908 ha de haber tenido muy pocos años, dándole vueltas a la manivela con los ojos alucinados y los oídos atentos al embrujo de la modernidad de siempre. Me encantó el rescate de este documento paceño.

perrorabioso dijo...

Osin. _Hay que clavarse ese letrero...
saludos.
Pablo. Gracias por visitar el blog, respondiendo a tu pregunta, está en el comercio del año 1908 en le hemeroteca.
Saludos.
Capsú:
Que clase de travesuras harías pues, ahora el telefono cuesta y ya no está pa chistes no?? aunque no faltan los llok´allas desubicados.
Saludos.
Julio: Que gusto tenerlo por aqui querido amigo, y bueno...como habra sido en ese entonces, algo asi como un engendro del demonio o una mezcla de palm pilot, I touch y otras fruslerias más de hoy en día no???
Saludos.